FASTest ® FCoV Strip Ver más grande

FASTest ® FCoV Strip

Nuevo

Test rápido para la detección de Coronavirus en las heces.

Más detalles

Ficha técnica

Método Inmunocromatografía rápida
Sensibilidad 96,2%
Especificidad 95,7%
Reactividad Gatos

Más

El coronavirus felino (FCoV) es un virus mundialmente distribuido entre los felinos domésticos y salvajes, que a veces causa una infección progresiva, crónica y a menudo de desenlace mortal por el virus del PIF.

Según los últimos estudios científicos, la infección por PIF no se transmite de gato a gato. Se presenta esporádicamente en gatos que se han infectado por vía oronasal con el coronavirus felino (FCoV) apatógeno y en los que condicionados por estrés el FCoV apatógeno muta al patógeno virus del PIF. Al igual que las prevalencias de anticuerpos contra el FCoV, los índices de excreción de antígenos varían en función del tipo de mantenimiento.

Hogares multigato con más de 3 gatos y el uso de orinales colectivos muestran las prevalencias más elevadas. En estas condiciones, el FCoV puede permanecer infectivo hasta 7 semanas. La fuente de infección principal son heces con FCoV. El cuadro clínico del PIF varía según la forma patogénica y la manifestación orgánica.

Sin embargo, hay una suave transición entre las diferentes formas. Por ello puede darse un PIF más “exudativo” o más ”granulomatoso”. Por ello, todo gato con sintomatología incierta como resistencia a antibióticos, fiebre recidivante, cambios orgánicos inciertos, pérdida de peso crónico y efusiones pleurales y/o peritoneales se debería considerar sospechoso de PIF.

Los estudios han demostrado la correlación entre el título de anticuerpos y la tasa de excreción viral. Aunque los gatos con PIF manifiesta excretan incluso menos FCoV, los gatos asintomáticos pueden excretar durante meses FCoV vía heces, mientras que gatos del mismo hogar lo hacen de forma intermitente o no lo hace durante semanas. Los excretores de FCoV crónicos pueden excretar hasta un millón más de FCoV por gramo de heces que los excretores accidentales. Por ello el riesgo de infección, y con ello la carga viral individual, produce una tasa de mutación más elevada y aumenta la probabilidad de desarrollar una infección por el virus del PIF.

Como que evitar la infección por FCoV de una población con métodos razonables es difícilmente posible, las medidas de saneamiento se centran, junto a la determinación de los títulos de anticuerpos, en la reducción de la carga viral de cada gato individualmente para reducir con ello la presión de infección dentro de la población.

La monitorización de la excreción del FCoV (óptimamente 5 tests consecutivos con una semana de intervalo) mediante FASTest® FCoV Strip ayuda a detectar fácilmente excretores asintomáticos e iniciar inmediatamente la separación y las medidas profilácticas. 

Descargar